Los PPA en energía: qué son y sus ventajas

Como parte de nuestra solución integral, desde Solarfam buscamos alternativas de financiación para nuestros clientes que buscan soluciones de autoconsumo fotovoltaico industrial, como los PPA (Power Purchase Agreement).

¿Qué es un contrato PPA?

El concepto de «PPA on site» se refiere a un acuerdo entre dos entidades en el que una instala paneles solares u otras fuentes de energía renovable en la cubierta de la otra entidad y luego vende la energía generada a lo largo del tiempo a un precio pactado. Este contrato tiene una duración fija y la propiedad del activo no se transfiere al cliente hasta que finalice el contrato.

Realmente, el proceso de PPA on site, intervienen tres partes: el comprador, el instalador y el financiador. El comprador es la entidad interesada en adquirir una instalación de energía renovable sin inversión inicial. El instalador es responsable de diseñar, instalar y mantener el sistema de generación de energía renovable en el lugar del comprador. El financiador proporciona el capital necesario para financiar la instalación a través de una sociedad vehículo creada para ser propietaria del activo hasta que finalice el contrato.

Tipos de PPA en energías renovables

Entre los tipos de PPA, podemos distinguir entre:

  • PPA on site: Una solución ideal para obtener una instalación fotovoltaica de autoconsumo, especialmente cuando la inversión total es inasequible mediante métodos convencionales como la compra directa o préstamos bancarios.
  • PPA off site: Una forma de asegurar un suministro de electricidad limpia y económica, comparable a un contrato de suministro con una compañía comercializadora. Sin embargo, el comprador no adquiere, generalmente, la propiedad del activo al finalizar el contrato, necesitando suscribir uno nuevo.

¿Cuáles son las principales ventajas de un contrato de pago por energía?

  • Energía Renovable y Sostenible: Al optar por un PPA on site, el comprador obtiene energía generada a partir de fuentes renovables, lo que ayuda a reducir la huella de carbono y contribuye a la sostenibilidad ambiental.
  • Estabilidad de Precios: El precio de la energía se acuerda de antemano y suele ser más estable a lo largo del contrato, lo que permite al comprador prever mejor sus costos operativos a largo plazo.
  • Ahorro en Costes a Largo Plazo: El precio al que se compra la energía con un PPA on site puede resultar más económico que el negociado con las compañías comercializadoras.
  • No requiere inversión inicial: El comprador no tiene que hacer una inversión inicial y adquiere energía limpia sin asumir el costo de la instalación.
  • Independencia Energética: Generar su propia energía en el sitio hace al comprador menos dependiente de la red eléctrica convencional, lo que proporciona una mayor seguridad energética y reduce la exposición a interrupciones en el suministro.

Desventajas:

  • Complejidad Contractual: La negociación y redacción del PPA on site puede ser compleja, ya que los términos relacionados con el precio, la duración del contrato y otros aspectos deben ser cuidadosamente considerados y acordados por ambas partes.
  • Carga Financiera: Al no asumir la inversión inicial, el comprador debe pagar una rentabilidad adicional al propietario del PPA, lo que crea una carga financiera superior a la financiación tradicional.

El PPA ha dejado de ser exclusivo para grandes consumidores y compañías eléctricas, y ahora es común que empresas externas al sector firmen contratos de PPA off-site para garantizar un suministro de energía limpia y barata, o contratos PPA on-site para adquirir una instalación fotovoltaica de autoconsumo. Pero, ¿Cuál es la diferencia entre un PPA on-site o un PPA off-site?

La financiación PPA para las empresas frente a otros modelos

Si bien en el pasado el mercado de PPAs era exclusivo de los grandes consumidores y las compañías comercializadoras de electricidad, ahora cada día es más común que empresas ajenas al sector eléctrico firmen contratos de PPA on-site para adquirir una instalación fotovoltaica de autoconsumo.

Dado que un PPA es un producto de inversión complejo, no homogéneo y donde intervienen diversas variables, supone un alto coste de comprensión para los decisores de las empresas ajenas al sector eléctrico y un esfuerzo aún mayor para comparar alternativas. Este artículo expone los distintos factores que determinan el precio del kWh en un contrato PPA on site.

  • El tipo de precio. El precio del kWh se establece en el momento de la firma del contrato y puede ser fijo o variable. En el caso de un precio fijo, se deberá pactar, adicionalmente, la revalorización anual a la que se someterá el precio de la electricidad autoconsumida. Las partes pueden pactar una revalorización nula (el comprador pagará siempre el mismo precio por la energía autoconsumida), una revalorización fija a un factor determinado (ej. 1% anual), o una revalorización indexada a algún índice concreto (ej. El IPC). En el caso del precio variable, el precio que el comprador pagará por la energía autoconsumida dependerá de una medida externa, como el precio de la electricidad en el mercado mayorista o el precio que el comprador pague a su comercializadora por el resto de la electricidad que consume. En cualquier caso, es frecuente que se pacten un techo (cap) y un suelo (floor) para que la fórmula PPA sea estable y satisfactoria para todas las partes.
  • Precio del EPC. El precio del EPC (Engeeniering, Procurement and Construction, es decir, ingeniería, aprovisionamiento y construcción) es el precio de venta de la instalación fotovoltaica. En la medida en que este precio sea más alto, más le costará al financiador recuperar la inversión en la instalación fotovoltaica (IFV) y, a una misma duración del contrato, más cara deberá vender la energía al comprador para obtener la rentabilidad deseada.
  • Producción. La energía que el instalador garantice al financiador y al comprador que será producida por la IFV juega un papel esencial el precio de la energía. Cuanta más electricidad sea capaz de producir la IFV para un mismo precio EPC de la misma, un menor precio del MWh necesitará fijar el financiador para recuperar la inversión.
  • Porcentaje de autoconsumo. La PPA on site puede ser de producción (pay as produced) o de consumo (pay as consumed). En una PPA de producción, el comprador paga por toda la energía producida por la IFV, independientemente de si la consume o no; en una PPA de consumo, el comprador sólo paga por la energía autoconsumida. Por ello, en la medida en la que el comprador sea capaz de consumir un mayor porcentaje de la energía producida, podrá disfrutar de un precio mejor de la energía.
Instalación de autoconsumo fotovoltaico con placas solares en el techo de una nave industrial
  • Mantenimiento. El precio de la energía será mayor si el arreglo incluye los costes de operación y mantenimiento de la instalación y, menor si estos se pagan por separado. Generalmente, todos los contratos de PPA on site incluyen la operación y el mantenimiento, pero es conveniente comparar qué alcance tienen estos servicios.
  • Rentabilidad del fondo. El fondo necesita obtener una rentabilidad suficiente para estar interesado en participar en la operación PPA. Cuanto más alta sea esta rentabilidad, mayor será el precio que haya que pactar por la compraventa de energía. Algunos de los factores que repercuten en la rentabilidad buscada por el fondo son el riesgo percibido en el comprador, el riesgo percibido en la instalación fotovoltaica, el coste repercutido de su financiación, su estructura interna de costes generales e indirectos, etc.
  • Subvención. Algunos financiadores ofertan un precio de la energía autoconsumida que está condicionado a la resolución favorable de la subvención sobre la instalación fotovoltaica. Esta adjudicación no está garantizada, por lo que, desde la prudencia, recomendamos comparar ofertas de PPA en base a un precio de la energía no condicionado a la adjudicación de la subvención. Puedes leer más sobre estas ayudas al autoconsumo aquí.
  • Venta a red. En el caso de los PPA on site de consumo, algunos financiadores ofrecen un precio de la energía autoconsumida que está condicionado a la venta a red de la energía excedentaria, de forma que el financiador pueda recuperar la inversión inicial con la venta de la energía al comprador a un precio menor. Dado que la distribuidora puede requerir adecuaciones de las instalaciones que posibiliten la venta a red y el coste de las mismas no está incluido en el acuerdo PPA, recomendamos que se comparen ofertas de PPA con precios de la energía autoconsumida que no estén condicionados a la venta a red de la energía excedentaria. Más sobre la tramitación de excedentes aquí.
  • Consumo mínimo. En un PPA on site, los consumos mínimos estipulados por contrato se refieren a la cantidad mínima de energía que el comprador acuerda comprar durante un período específico, generalmente un año, independientemente de si realmente la utiliza o no. Este concepto se incluye generalmente en la cláusula conocida como take or pay, que establece que el comprador debe «tomar» (es decir, comprar) una cantidad mínima de energía, tal como se especifica en el contrato, o «pagar» por esa cantidad incluso si no la consume. Dado que esta cláusula protege al proveedor de energía de la incertidumbre en los ingresos y garantiza cierta estabilidad financiera, al reducir el riesgo de la operación, el financiador puede ofrecer un precio más bajo de la energía autoconsumida al comprador.
Dos instaladores de Solarfam colocando una placa solar
  • Duración del contrato. De forma general, la transmisión de la propiedad de la instalación fotovoltaica al comprador se realiza a la finalización del contrato PPA. Sin embargo, a partir del año cinco, se ofrecen opciones de salida anuales para que el comprador pueda acabar anticipadamente el contrato PPA y adquirir la titularidad de la instalación fotovoltaica. Para ello, el comprador debe pagar una cuota de finalización, que disminuye a medida que se acerca la fecha fin del contrato. Estas cuotas sirven para garantizar que el financiador obtiene la rentabilidad deseada, incluso si se decide acabar anticipadamente con el contrato PPA. La razón por la que generalmente no se ofrecen opciones de salida anteriores al año cinco tiene que ver con la subvención. Actualmente, uno de los requisitos para obtener dicha subvención es continuar en posesión del activo hasta el año cinco, por lo que, en el caso de recibirla, no sería posible transmitir la propiedad del activo antes de esa fecha.

Está claro que un comprador que esté decidiendo entre dos ofertas de PPA no puede limitarse a mirar el precio del kWh autoconsumido que se ofrece en cada oferta, sino que debe basar su decisión en un conjunto de variables más amplio, puestas en relación con la situación de la empresa y sus prioridades. Esperamos que este breve resumen ayude a tomar una decisión de forma más informada.

Una última cuestión. ¿Puedo comparar estos precios con el precio que veo en OMIE o en los futuros de OMIP? La respuesta es que no son directamente comparables. El precio OMIE (o los futuros de OMIP) reflejan el precio del mercado mayorista, es decir, el precio al que comercializadoras y generadores intercambian la electricidad en origen, al verterla a la red (puedes consultar cómo se fija el precio de la electricidad en el mercado mayorista aquí). El precio del PPA on site debe compararse con el precio de la energía que será directamente consumible en las instalaciones del cliente, por lo que habrá de compararse con el precio del mercado minorista, es decir, con el que el cliente efectivamente paga a su comercializadora por el suministro eléctrico. El precio minorista se construye sobre la base del precio del mercado mayorista, sumándole una serie de conceptos adicionales (como los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución, la remuneración de los operadores del mercado y del sistema, los costes de ajuste, pagos por capacidad, etc.), así como el margen de beneficio de la empresa comercializadora.

Para conocer más información acerca de los factores que se deben tener en cuenta al elegir un PPA, te invitamos a que leas nuestro próximo artículo sobre PPAs.

    ¿Cuál es tu gasto actual?

    Completando el formulario y haciendo click en “Enviar” usted consiente que el responsable trate sus datos personales para resolver su consulta o solicitud de información por correo electrónico. Puede acceder a más información y conocer sus derechos en nuestra Política de Privacidad.

    Soluciones integrales de autoconsumo fotovoltaico para empresas

    Solicita un estudio gratuito para tu proyecto de autoconsumo fotovoltaico industrial.

    • 20 años de experiencia

      Ingenieros industriales, eléctricos y técnicos con 20 años de experiencia en el sector de las energías renovables.

    • Llave en mano

      Desarrollamos proyectos llave en mano, solicitamos tu licencia de obra y te ofrecemos líneas de financiación.

    • Retorno de la inversión

      Tasa de retorno de la inversión entre el 10-20%. Coste de producción de kWh de origen solar < 3 céntimos €/kWh.